Escapada a Salamanca

lunes, abril 08, 2019

Quedando tan poco para las vacaciones de Semana Santa, seguramente ya tengas organizados los días, pero por si las moscas, rescato mi viaje a Salamanca por si pudiera servirte como inspiración.

A principios de septiembre de 2018, aprovechando un paquete regalo que tenía e intentando huir de las fiestas en nuestro pueblo, me fui a la provincia de Salamanca a pasar un fin de semana largo.

Como ya te dije en este post, Salamanca llevaba demasiado tiempo en mi lista de lugares que visitar sin que hasta ese momento me planteara seriamente elegirlo como destino. Desde donde vivimos hasta la capital,  hay una distancia de 430 km y con toda la historia y oferta cultural de Salamanca, nos parecía una locura viajar tanto para pasar dos únicas noches, teniendo en cuenta que el viernes y mitad del domingo los tendríamos que pasar en ruta.

Pero al fin, las estrellas se alinearon y ¡hemos conseguido llegar!  Como ya suponía, nos ha encantado.

En cuanto a la capital, hicimos una única noche, llegando un viernes a la noche. Aprovechamos para descansar esa noche y poder madrugar el día siguiente para visitar la ciudad desde bien temprano.

Hay pueblos o ciudades que se pueden ver callejeando, sin un rumbo fijo, ya que su mayor encanto es el de vivir la ciudad y encontrarte bonitos rincones por casualidad. En el caso de Salamanca, con todo el trasfondo histórico que tiene, nos pareció que lo mejor era hacer una visita guiada por la ciudad y así, juzgar sus calles y edificios con un contexto. Tras la visita, volvimos a recorrer la ciudad a nuestro aire, intentando dar con esos recovecos de la ciudad.







Ya que estábamos por la zona, reservamos otras dos noches en la zona del Parque Natural de las Batuecas-Sierra de Francia para poder visitar la famosa La Alberca. Fue en Miranda de Castañar donde fijamos nuestro campamento base. Nos alojamos en un alojamiento en mitad del pueblo, en el que también se celebraban las fiestas de la Virgen! Lo de huir de las fiestas nos salió el tiro por la culata...





Aparte de Miranda de Castañar, visitamos pueblos como San Martín del Castañar, Mogarraz y La Alberca. Si me pidiesen que me quede con uno de estos pueblos, no podía hacerlo ya que cada uno tiene su encanto.

De Miranda de Castañar me quedo con la oportunidad que tuvimos de vivir unas fiestas de pueblo tradicionales.






De Mogarraz que me quedo con el bonito proyecto realizado por el artista Florencio Maíllo. Reprodujo a gran escala y colgó en las fachadas de las casas del pueblo, las fotos hechas por Alejandro Martín, de todos los vecinos de Mogarraz en 1967 para hacer su primer DNI. Lo mejor de estos pueblos pequeños y tranquilos, es pararte a hablar con los vecinos más mayores y que te cuenten sus historias.

San Martin del Castañar, fue otro pequeño pueblo en el que disfrutamos de sus calles y vecinos. Nos encontramos con una mujer mayor que que iba a regar las plantas de casa de su cuñada mientras le contaba a otra vecina y a nosotros que el cura del pueblo se iba. Tenían Sálvame para rato...








Finalmente, visitamos La Alberca, seguramente el pueblo más conocido y visitado de la zona. Lo malo de estos pueblos tan bonitos es que en el momento en el que se afaman, empiezan a perder su esencia y se llenan de tiendas y negocios dedicados al turismo. No obstante, aprovechamos para hacer una visita y cata de jamón en Oh! Espacio de Jamón (calle Tablao, 32) y aprender a diferenciar entre un jamón 100% Ibérico, de cebo o de bellota. Hasta ese día vivía en la más absoluta ignorancia sobre el proceso de elaboración del jamón!





Además estos nuevos conocimientos nos sirvieron para comprar jamón en varias fábricas (En Tamames y Miranda de Castañar) e ir cargados de vuelta al norte.


Y hasta aquí mi pequeña aportación a tu futura posible escapada a esta maravillosa zona.

seguro que tambien te gustan

1 comentarios

  1. A mi mr gusta Salamanca y tengo la suerte de tenerla cerca (soy de Zamora). A la Alberca fuí hace unos años y me gustó mucho (vimos hasta al cerdo por la calle) y la Peña de Francia es muy bonita. El pueblo de Mogarraz no lo he visitado aún, pero espero hacerlo esta Primavera. Y a la cuidad si que vamos algún día o tarde. Decirte que Zamora también es muy bonita jeje, aunque tiene más vida la ciudad de Salamanca

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Los post más leidos

También en Facebook

Lo que pineamos

¡Suscríbete! Prometemos no llenar tu correo de spam, y además, ¡es gratis!