Movimiento zero waste: 5 medidas

lunes, enero 28, 2019

Ya te habrás dado cuenta que en este blog, pasamos de divino a lo humano en menos que canta un gallo. Tratamos de cuestiones tan frívolas como las tendencias en decoración, a temas tan importantes como  el feminismo. La materia de hoy, es  se sitúa más en el segundo grupo pero que también podíamos catalogarlo como una tendencia que esta en auge y que no es otro que el movimiento 0 waste - cero desperdicios. En cualquier caso, si hay algunas modas que debemos seguir, deben ser el tipo de moda que nos conciencie en cuidar mejor nuestro entorno y el planeta en la que vivimos. 

El movimiento zero waste trata en su mayor parte de reducir al máximo los residuos y la basura que generamos cotidianamente. 

Esta claro que el mejor residuo es el que no se genera, pero lejos aun de lograr ese propósito, podemos incluir nuevos hábitos y modificar los actuales por unos menos dañinos para el medio ambiente. Actualmente, se diría que estamos inmersos en una enorme burbuja de consumismo desmesurado que genera millones de toneladas de desperdicios, que de alguna manera, como todas las burbujas terminará explotando tarde o temprano. Es difícil luchar contra una maquinaria tan grande que mueve impensables intereses económicos, pero con movimientos como el de zero waste que ya alertan de lo que nos depara el futuro si no paramos a tiempo este monstruo, se esta llegando a concienciar a gente como tu y como yo de que otro tipo de actitud frente a los desperdicios es posible. 

Si has sentido alguna vez curiosidad por informarte sobre este principio de cero residuos, puede que hayas pensado que lo que supone llegar a no crear residuos supone un gran esfuerzo para modificar rutinas diarias. Pero esto no es blanco o negro. Ni una meta que se consigue de un día para otro. Requiere primero una concienciación del problema y después decidir unas pequeñas medidas que ayuden a solucionar el problema. Paso a paso.

Nosotras estamos aun lejos de lograr el propósito de no generar casi residuos, pero te contamos algunas medidas que hemos tomado para generar menos residuos.


Usar servilletas de tela


Algo tan sencillo como como sustituir el uso de servilletas de papel de usar y tirar para las comidas del día por unas de tela. Parecerá una tontería pero, ¿ has pensado el desperdicio que suponen todas esas servilletas de uso diario? No es que con esta medida salvemos el planeta, ni que el residuo del papel sea el mayor de los problemas, pero todo ayuda y en este caso no cuesta mucho cambiar esta costumbre. No dejes las servilletas de tela para ocasiones especiales.

Residuos orgánicos al compost


Hace dos años que empezamos a aprovechar los desperdicios orgánicos de casa para hacer compost. Tenemos un cubo en el balcón en el que vamos depositando desperdicios de frutas, verduras, cáscaras de huevo, incluso el rollo de papel de baño. Una vez al mes lo llevamos a la huerta, en la que tenemos instalado una compostera. Desde hace unos meses, hemos logrado que incluso mis padres se adhieran a nuestro plan de compostaje casero. De esta manera, logramos eliminar este desperdicio de la basura general y de mientras enriquecemos la tierra de nuestra huerta, un dos por uno.

Hemos interiorizado tanto esta nueva costumbre que cuando estoy fuera de casa, me cuesta tirar restos orgánicos al cubo de la basura. Vale que no todo el mundo se pueda permitir el tener una compostera en su casa, pero puedes informarte en tu municipio o ciudad sobre la existencia del quinto contenedor. En muchas ciudades o pueblos ya cuentas con ellos, mediante la entrega de un carnet para hacer uso de este contenedor para el que esté interesado.

Usar discos desmaquillantes de tela


¿Has pensado en todos los discos desmaquillantes que has podido usar a lo largo de tu vida? Seguramente un montón. Pásate a las de tela y no compres mas de las deshechables. Las venden en packs de varios discos por lo que podrás ir usando unas mientras lavas otras. Las metes en la lavadora con la colada habitual y quedan como nuevas.


Copa menstrual

Organicup

Reconozco que he sido la primera en torcer el morro cuando me hablaron la primera vez de la copa menstrual. Pensar en usarla me parecía desagradable, hasta que me fui informando y gracias a que una amiga propusiera aprovechar una oferta de 2 x 1 me animé a dar este paso. Llevo casi un año usándola y ni que decir que estoy encantada de haberme pasado a este método mucho más ecológico que el de las compresas y tampones. Piensa en el gran ahorro mensual que supone dejar de comprar estos artículos de higiene, mientras dejamos de generar esta clase de basura. 

Bolsas  para la compra


Desde hace poco, queda prohibida la distribución gratuita de bolsas de plástico en los comercios. Pero aun así se permite entregar las que se usan para fruta y verdura . Se deja para 2020 la prohibición total de las de plástico menos finas, mientras que las de menos de 15 micras tendrán que ser biodegradables (las de fruta y verdura). 

Hace ya bastante tiempo que acudimos con nuestras propias bolsas al supermercado, frutería, carnicería o pescadería. Pero ahora hemos pasado a otro nivel. Odio las bolsas finitas (las de menos de 15 micras) que se usan para la fruta y verdura. No me gustan nada. Por eso, hace unos meses opté por comprar unas bolsas de tela de rejilla para este tipo de productos. Suelo llevar varias de estas bolsas y voy metiendo en ellas cada tipo de producto para que las pesen separadamente. 

Si eres apañada para la costura, hasta puedes aprovechar ropa, o sábanas viejas para hacerte tus propias bolsas de tela.




¿Te ves capaz de acoger estos hábitos? Aun queda mucho por mejorar y menos que generar. Nos queda ir añadiendo nuevos compromisos para seguir el movimiento zero waste, y los iremos añadiendo.  

¿Qué medidas tomas tú para generar menos residuos?



seguro que tambien te gustan

0 comentarios

¡Gracias por tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Los post más leidos

También en Facebook

Lo que pineamos

¡Suscríbete! Prometemos no llenar tu correo de spam, y además, ¡es gratis!