2017/07/13

Nuestra (mini) guía de Midi Pyrenees (Francia)

Ya sabes lo que nos gusta viajar y aunque no escribamos muchos post de viajes, de vez en cuando nos gusta sorprenderte con uno. Este es un blog en el que intentamos combinar nuestros descubrimientos y nuestras pasiones. Por eso, no pueden faltar los rincones que hemos ido descubriendo en nuestros viajes.

Desde hace ya unos años, en vacaciones de Semana Santa suelo ir con la familia de mi pareja a Francia. Hace tiempo, ya te conté que mi cuñada y sobrinos viven en Paris por lo que aprovechamos estas fiestas para juntarnos unos cuantos días. Ellos bajan desde Paris, y nosotros subimos hacia Francia para encontrarnos en algún lugar interesante a medio camino. Así, desde que empecé a apuntarme a estos planes de Semana Santa, hemos viajado a las zonas de Cognac y a Iparralde o zona Vasco-francesa. Algún día os hablaremos de ellas.






Este año, el paraje elegido fue el de Midi Pyrenees, una zona totalmente desconocida para mí; y es que la única referencia que tenía de ella era que es donde se encuentra Toulouse. A parte de ese dato, no tenía más información de esta región pero debo decir, que como siempre, Francia no ha defraudado. Confieso que no soy nada objetiva en mis apreciaciones ya que desde siempre he tenido debilidad por el país de los gabachos (que no por ellos ;p). En su mayoría son pueblos con calles bien cuidadas, con flores en cada rincón, contraventanas... Así, es fácil que un pueblo de cuatro casas se convierta en un pueblo imprescindible que visitar.

Pero, te digo que es una zona que tiene mucho potencial para recorrerlo en coche, visitando pequeños pueblos y recorriendo sus Brocantes y Vide Greniers y Marchés aux puces. Midi Pyrenees es perfecto para unos días de descanso.


Nuestro alojamiento


Normalmente, por no decir siempre, los encargados de reservar el alojamiento suelen ser mis cuñados por eso de que ellos controlan las páginas francesas para encontrar alojamientos con las tres b´s. y hasta ahora, todas las casas en las que nos hemos alojado han sido de diez. Antes de elegir el alojamiento nos envían un top 5 de sus favoritas, y entre mail y mail solemos elegir entre todos.







Por si te interesa, la página por la que normalmente suelen reservar es Gîtes de France, una página que recomiendo si piensas viajar a Francia o simplemente para cotillear las casas que puedes encontrar y en muchos casos, por no mucho dinero.









Esta vez nos alojamos en una casa a 15 minutos caminando del pueblo de Salvagnac, un pueblo pequeño situado a lo alto de una colina, que contaba con un pequeño supermercado, en el que hacíamos las comprar para la cena, y un par de comercios. Lo suficiente como para sobrevivir cinco días. Si la memoria no me falla, el precio del alojamiento fue de 700 euros la semana para 10 personas (y sobraba una habitación con cama doble).





Confieso que esta casa no era de mis favoritas en el top five. Unas fotos pueden hacer que resalte la belleza de algo sin encanto, pero por el contrario, también pueden esconderlo y en esta caso, las fotografías de la página web no le hacían justicia a la casa. Es verdad, que quizás hubiese cambiado alguna colcha fea o algo en la decoración, pero lo que de verdad le  daba valor a la casa, eran las instalaciones con las que contaba: piscina, barbacoa, jardín, columpios, juegos, bicicletas y todos los utensilios del hogar y cocina que te puedas imaginar. Para ser primavera, y gracias a la temperatura que nos hizo,  disfrutamos bastante de la casa. Daban ganas de quedarse a vivir allí... Imagínate esta casa en verano, sería lo más.


La zona

En total viajábamos diez personas de las cuales tres eran niños de 8, 4 y 1 años. Con esto quiero decir que no somos referencia  para saber el tiempo real en que se tarda en visitar la zona. Seguramente, si viajas en pareja o con niños mayores, el número de pueblos que puedas visitar aumente. 

Castelnau de Montmiral
Castelnau de Montmiral


En nuestro caso, el fin principal de estos viajes es el de disfrutar de y con los niños, por lo que aprovechábamos las mañanas para visitar pueblos y las tardes disfrutar de la propia casa y sobre todo de su jardín y piscina (en caso de los niños).


A nuestro ritmo, las pueblos que visitamos fueron,  Puycelsi, Lisle sur Tarn, Gaillac, Castelnau de Montmiral, Cordes sur Ciel y la ciudad de Albí, todos ellos pueblos cuidados y con encanto. No podría elegir un solo pueblo como favorito, pero si lo tuviera que hacer, me quedaría con las calles y rincones de Cordes sur Ciel y con la vida de la ciudad de Albí.



Albí Francia


Calles de Albí


Cordes sur Ciel


Cordes sur Ciel


Mercados, Brocantes, Vide Greniers y Marchés aux puces.


Si vas a Francia, no te puedes ir sin visitar por lo menos uno de sus mercados. Nosotros, bueno, mejor dicho, las mujeres del viaje, que por cierto somos minoría (siete contra tres), siempre intentamos organizar que ver cada día, dependiendo de donde haya un mercado. Porque, para que engañarnos, Francia, en general, es muy "tranquilo" (dicho finamente). Con un mercado de pulgas o cualquier otro mercado, un pueblo que estéticamente es muy bonito (como tantos otros), se puede convertir en un pueblo para recordar y recomendar.

Recomendación: para organizar el viaje, consulta las agendas de la zona y ten en cuenta los días en los que haya mercados.

Un vide grenier


En el caso de Lisle sur Tarn, nos coincidió que ese día había un mercado de alimentos, un Vide Grenier o vacía camarotes de una casa de tres plantas y un mercado de pulgas enorme. La pena, que como íbamos con los maleteros a tope, ni nos planteamos comprar nada. Siempre digo que para ir a Francia hay que ir con una furgoneta vacía, y algún día, lo haré.



Lisle sur Tarn



La tienda: Eurodif



Ya te imaginarás lo difícil que es compaginar visitas a tiendas con tanto hombre y niño. Aun así, a parte de recorrer mercados por los diferentes pueblos que visitamos, al visitar la ciudad de Albí, aprovechamos para dar una vuelta por la zona antigua donde se encuentra el eje comercial de la ciudad. 

Además de las pequeñas tiendas que pudimos descubrir en Albí, el gran descubrimiento fue el de una cadena llamada Eurodif. ¿Te suena? Si no es así, apunta el nombre porque te prometo que querrás visitar una de sus tiendas si algún día viajas a Francia. ¡Tiene de todo! Decoración, telas, menaje, ropa, sábanas... Por supuesto, no pude salir con las manos vacías.


¿Qué te ha parecido esta mini guía de Midi Pyrenees?
¿Te gustaría que escribiésemos más sobre viajes?




2 comentarios:

  1. Una zona preciosa! Tendremos que ir alguna vez. Gracias chicas!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la verdad es que si! Si os animáis pregunta todo lo que quieras!

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario!

Blogging tips
Blogging tips