2017/06/22

Vuelven los materiales naturales

¿O es que quizás nunca se fueron? Recuerdo un mini sofá de mimbre que teníamos en casa en el dormitorio de mi hermano. Se le levantaba el asiento como una tapa y dentro guardábamos juguetes. Lo malo de aquel sofá era que cada vez que nos sentábamos, producía un ruido muy molesto del crujido del mimbre. Cuando se nos pasó la edad de guardar juguetes, el sofá desapareció y terminó en algún contenedor. Ahora si lo tuviese, me lo llevaba a mi casa si pensarlo (aunque con el tema crujiditos habría que hacer algo...).

Sin ir mas lejos, hace unas semanas que estuve en La Rioja pasando el fin de semana en casa de mi abuelo, reparé en una silla de bambú que hasta ahora ha sido totalmente invisible para mis sentidos. Junto a esta silla también hay una mesita a conjunto con la silla y en el salón de la casa un revistero del mismo material. ¿Como es que hasta ahora no he pensado en robárselos?

Ha pasado con el mármol, los objetos dorados y ahora también con el mimbre, bambú y ratán, que son los materiales naturales de decoración por excelencia; todo vuelve. Seguramente antiguamente se elegían los muebles de de este tipo por ser más baratos que los de madera maciza, pero ahora si nos decantamos por lo natural, es por su estilo y la calidez que aportan sus tonos a una estancia con poca vida. Si a estos materiales, les añadimos el componente verde de las plantas, tenemos la combinación ganadora.



1-2-3-4

5-6-7-8

9-10-11-12

13-14-15-16

17-18-19-20

21-22-23-24

Mi abuelo ya me ha dicho que nai nai de la china de quedarme con sus muebles, que si eso ya me los incluirá en el testamento. Así que, mejor me voy a las tiendas a comprarme algunas de estas.


¿Te gusta la decoración con materiales naturales?




Blogging tips
Blogging tips